SOLCITOS EN RED: LITERATURA PARA NIVEL INICIAL
NIVEL INICIAL ESCUELA Nª 2 PUERTAS DEL SOL SALAS DE 3, 4 Y 5 AÑOS
ESCUELA PUERTAS DEL SOL / EXPERIMENTAL Nª2 PUERTAS DEL SOL
22.05.2009 | ¿Por qué es importante contar con la familia en la educación infantil?
A cargo de: artículo extraído de la página http://www.aulainfantil.com

¿POR 

La formación a los padres forma parte de la propia educación de los niños y es un método imprescindible para ayudarles a crecer y a desarrollarse de forma adecuada. El estudio sistemático de la educación infantil y del desarrollo de programas para padres son campos relativamente novedosos en la Psicología y la Educación. Actualmente son muchos los profesionales de la Educación, la asistencia sanitaria, la asistencia social, la asistencia infantil y la Psicología que están interesados en desarrollar y aplicar programas que incluyan a los padres en su trabajo con los niños y que trabajan en colaboración con ellos. "Se considera que la paternidad es una responsabilidad doméstica que se beneficia de las actividades auxiliares de los profesionales de la primera infancia." (Cataldo, C., 1991, p.17).

La educación de los niños se produce tanto en el contexto escolar como en el familiar. Los adultos de ambos contextos tienen la responsabilidad de facilitar el desarrollo de los niños y de prepararlos para integrarse en la sociedad. El trabajo en equipo de padres y profesionales se convierte en la combinación ideal para la educación de los niños.

Hasta hace poco tiempo la sociedad nos enseñaba a ser carpinteros, maestros, médicos o abogados, pero nadie nos enseñaba a ser padres. Los padres tienen multitud de responsabilidades para con sus hijos, pero siempre les ha faltado una formación y educación lógica y sistemática que les ayudara. Es en este punto donde los profesionales de la educación tienen la responsabilidad de proveer a los padres de esa formación y educación que resulta necesaria para desarrollar al máximo las potencialidades del niño.

HISTORIA E INVESTIGACIÓN SOBRE LA FORMACIÓN A PADRES.

Durante los últimos años, el alcance y la frecuencia de los programas formales para la participación, la formación y el asesoramiento de los padres ha ido considerablemente en aumento. Aunque realmente la historia de la formación a los padres se remonta a la época colonial, los programas actuales están considerablemente más organizados y tienen mayor alcance y éxito.

El término "formación a padres" se ha relacionado siempre con procesos educativos donde los padres son enseñados sobre cuestiones referidas a sus hijos. Sin embargo, un aspecto a tener en cuenta es que con el establecimiento de una eficaz relación escuela-familia, los profesionales se enriquecen y aprenden sobre sus alumnos y sus familias, considerándose entonces como procesos educativos bidireccionales.

Desde las sociedades más primitivas, en las que las creencias y las costumbres se transmitían oralmente, hasta la Edad Media y el siglo XVI, la educación de los niños la llevaban a cabo las propias familias o se realizaban mediante relaciones maestro-aprendiz. El primer libro dirigido a los padres se imprimió en el siglo XVII y describía la enseñanza de las letras y del comportamiento. Se hacía hincapié en una disciplina estricta para los niños con el cumplimiento de las buenas costumbres, el seguimiento de reglas y la aceptación de las responsabilidades.

Las primeras revistas y los primeros libros para padres se remontan al año 1820, cuando ya se estaban realizando reuniones grupales para padres y grupos de estudio para madres. A principios del siglo XX ya había programas establecidos para la formación a padres y para los niños pequeños. Puede afirmarse que a partir de los años 30 aproximadamente el conocimiento y la comprensión que tenían los padres del desarrollo y el comportamiento de los niños se consideró un factor importante para el éxito académico y social. Estos programas enfatizaban la manera de mejorar las relaciones entre los niños y los restantes miembros de la familia, incluyendo ciertas técnicas de educación infantil y algunos consejos prácticos. Cada uno de los programas pretendía enseñar a los padres la mejor manera de ayudar al desarrollo de sus hijos siguiendo las directrices establecidas por ellos. Los profesionales de cada programa tenían diferentes puntos de vista sobre la mejor manera de ayudar a los padres a funcionar con sus hijos. En algo sí estaban de acuerdo, en que los primeros años de vida de los niños parecían ser el momento más adecuado para empezar los programas de formación a los padres.

Nosotros les enseñamos a ellos y ellos enseñan a sus hijos" era el punto de vista predominante a finales de los años 70 (Cataldo, 1980).

En 1972, Berkowitz y Graciano afirmaron que el modelo de entrenamiento a padres presentaba algunas ventajas con respecto a los enfoques tradicionales de la terapia infantil, en la que los terapeutas trabajaban con el niño individualmente. Estas ventajas podrían resumirse en los siguiente puntos:

Las conductas problemáticas del niño suelen aparecer y desarrollarse en el contexto familiar, por lo que no tiene mucha lógica intentar cambiar esas conductas en otros contextos diferentes.
Aunque se consiguieran cambios en el comportamiento del niño en otros contextos, probablemente no conseguiríamos los cambios en el ambiente familiar.
Los padres son las personas que ofrecen más continuidad en la vida de sus hijos, tienen más control sobre su ambiente y tienen la mayor responsabilidad moral, ética y legal con ellos.

Cuando los padres participan en programas educativos y de asesoramiento se espera que se produzcan ventajas tanto para el niño como para toda la familia, considerando que el desarrollo del niño y el bienestar de la familia se benefician de esta actividad. Sin embargo, probar esto ha sido siempre bastante problemático. Es difícil por ejemplo, saber cómo emplean los padres la información recibida en los cursos y cómo afecta esto al comportamiento de los niños y a la dinámica familiar general. Existen algunos ejemplos de investigaciones que han pretendido demostrar algunas ventajas del uso de programas para padres:

En 1977, Forehand y Atkenson establecían dos importantes ventajas generales en el uso de los programas de formación a los padres:

El terapeuta o educador emplea mejor su tiempo puesto que enseña a los padres habilidades que podrán utilizar con otras conductas problemáticas de los niños que aparezcan en el futuro (generalización conductual), en otras situaciones o contextos diferentes donde surjan las conductas (generalización contextual), con otros hermanos que se comporten de la misma forma (generalización a los hermanos) y después de días, semanas o meses tras haber recibido el entrenamiento (generalización temporal).
Se podrá entonces prevenir la aparición de otras situaciones problemáticas y la consiguiente intervención del profesional para solucionarlas, ya que los padres tendrán las habilidades necesarias. Esto supondría, en términos de prevención primaria, la disminución de la incidencia de nuevos casos de desadaptación (Caplan, 1964).

Hay una gran cantidad de investigaciones centradas en el trabajo con padres de niños con necesidades educativas especiales. El entrenamiento a los padres se ha aplicado a multitud de problemas infantiles. Por ejemplo, se ha aplicado a la enuresis (Houts y Mellon, 1989), obesidad (Israel, Stolmaker y Andrian, 1985), adherencia a prescripciones médicas (Riley, Parrish y Cataldo, 1989), retraso en el desarrollo y autismo (Koegel, Glahn y Nieminen, 1978; Harris, 1989), problemas de comportamiento (Dumas, 1989; Kazdin, 1985c; McMahon y Wells, 1989).

Poco a poco, los efectos positivos de este entrenamiento y cooperación se están observando también en el desarrollo de los niños "normales" con sus problemas y habilidades "normales". Estos efectos son más difíciles de demostrar y, por tanto, aparentemente menos necesarios.

Otras investigaciones han pretendido encontrar una serie de ventajas específicas para los niños, los padres y las escuelas y que, por tanto, defienden y confirman la necesidad de trabajar de forma coordinada:

 
Áreas beneficiadas
Investigaciones
Ventajas para los niños
Rendimiento escolar
Bienestar socioemocional
Realización de tareas
Goodson y Hess, 1978
Beller,1979;Brown,1978
Independencia
Concepto de si mismo
Desarrollo del lenguaje
Cooperación
Cochran y Brassard,1979
Stevens,1978
Ventajas para los padres
Organización familiar
Actitudes y eficacia
Desarrollo profesional
Satisfacción marital
Relaciones sociales
Cataldo y Salzer,1982
Croake y Glover,1977
Gordon y col,1979
Belsky y Steinberg,1978
Galinsky y Hooks,1977
Ventajas para la escuela
Menos repeticiones de curso
Menos clases de apoyo
Relaciones escuelas
hogar
Participación comunidad
Planificación para el niño
Relaciones niño-adulto
Lazar y col,1977
Gordon y col,1979
Zigler y Valentine,1979
Lillie y col,1977
Croake y Glover,1977

Como puede observarse en los resultados de estas investigaciones, establecer una positiva relación escuela-familia, donde ambos contextos se comuniquen y trabajen de forma coordinada, es útil no solamente para el correcto desarrollo de niños con dificultades, sino para todos los niños en general y sus familias

Claves: educacion,infantil
Ingresar

Email

Clave


No cerrar sesión en este equipo

Cuentos, Juegos y mucho más...
Cuentos para Escuchar...
Artículos para padres
Sitios Recomendados
Encuestas de la cátedra
¿QUIÉN SABE? "Me rodea, me rodea; me sigue por donde voy, y aunque yo jamás lo vea, él está donde yo estoy".
La Sombra
Un compañero
El aire
Mi perro
Un fantasma

Recomendados por Google
©2013 www.solcitosenred.ecaths.com

http://www.escuelaexp2psol.sanluis.gov.ar

 


widget argentino.com.ar estamos en
Argentino.com.ar

IBSN: Internet Blog Serial Number 0-18-006-1979